¿POR DÓNDE PODEMOS EMPEZAR EN MI COLE A CONSTRUIR #INCLUSIÓN?

¿POR DÓNDE PODEMOS EMPEZAR EN MI COLE A CONSTRUIR #INCLUSIÓN?



Esta ha sido una de las cuestiones que más me han planteado a lo largo del pasado año. Nunca antes me había encontrado con tantas ganas de saber, de aprender y de querer hacer por parte de profesores, familias, colectivos... 

Cada vez son más los distintos sectores de la Comunidad Educativa que van tomando conciencia de la importancia de construir una escuela diversa e inclusiva en la que todos los chicos y chicas tengan la oportunidad de desarrollarse y crecer en valores. 

A aceptar la diversidad se aprende estando con personas diversas, en entornos diversos y trabajando y cooperando con personas diversas. 


Tal vez por ello, cada día son más las familias que quieren llevar a sus hijos a escuelas inclusivas, porque en ellas, todo el alumnado tiene cada día que convivir y cooperar juntos. Cuando hablo de las familias no me estoy refiriendo a las familias que tienes hijos con alguna discapacidad, trastornos, enfermedades, etc, sino a familias con hijos altos y bajos, morenos y rubios, pelo corto, pies grandes...


¿Por dónde podemos empezar a construir inclusión? 

¿Cuáles pueden ser los primeros pasos?

La primera vez que me puse a pensar en las respuestas a estas cuestiones, me quedé muy pensativa. Llevo tantos años construyendo inclusión, pasito a pasito unas veces, a zancadas otras y a grandes saltos últimamente, que tuve que imaginarme en décadas anteriores cuando yo comenzaba  a recorrer la autopista de la inclusión.

Para empezar a construir creo que hay un punto de partida que es fundamental: 


QUERER, 

TENER EL CONVENCIMIENTO DE PODER HACERLO
Y CONSTRUIR EN EQUIPO.

Empezar el camino inclusivo no es tarea fácil. Por eso hay que estar convencido de que ése es el camino que queremos recorrer y que los obstáculos, que con toda seguridad van a surgir, nos van a servir de acicate y refuerzo.

Al empezar es muy importante tener clara la meta final y las etapas que se van a ir recorriendo. Hay que caminar con decisión, con trabajo, esfuerzo y siempre en equipo. Es un camino complejo para comenzarlo en solitario.



¿EMPEZAMOS EN ESTE AÑO 2018?


La primera etapa, la podemos empezar a recorrer en este mes de enero. Para ello:

*El profesorado, las familias, los colectivos, etc, han de conocer en profundidad la legislación vigente tanto a nivel nacional como autonómico. Las leyes deberían regir con eficacia el camino inclusivo. Cuando lo hacen, tenemos que basarnos en ellas para que se cumplan y cuando no, debemos luchar  juntos para cambiarlas. Por eso es fundamental que se conozcan muy bien.

Desde mi modesta experiencia, puedo decir, que la mayoría de las veces, las leyes a mí me han ido permitiendo construir muchas etapas inclusivas. Otras, en cambio, han supuesto un gran obstáculo que he tratado de superar trabajando sin descanso. Pero siempre las he conocido a fondo y hasta las he llegado a memorizar, cuando marcaban el camino que yo recorría. 

*La formación es una prioridad. El profesorado, las familias, colectivos, etc, han de conocer las grandes diferencias que existen entre la inclusión y la integración y entre las escuelas inclusivas e integradores. Porque sólo desde el conocimiento se pueden producir los cambios y las transformaciones que la educación y la escuela necesitan.

Esta formación básica no es compleja. En las redes hay muchos recursos de todo tipo que nos acercan a estos conceptos, también hay muchos profesionales interesados en formar a todos los que quieran aprender. Yo tengo mis brazos abiertos y mi mano tendida para colaborar.

*En necesario conocer y recoger evidencias y experiencias prácticas reales realizadas en las aulas ordinarias, en distintos centros educativos inclusivos, que puedan servir de referencias y de modelos y que puedan mostrar y demostrar que realizar una buena atención a la diversidad e inclusión es posible, se está haciendo y ya es una realidad en muchas aulas y escuelas.

*Buscar asesoramiento a través de personas y/o colectivos que sean referentes, que tengan experiencias en inclusión real y que puedan acompañar, guiar y asesorar en los pequeños pasos que se van dando.

*Crear equipo con compañeros/as y/o con familias que sean inclusivas y que tengan la misma determinación de trabajar y luchar por la inclusión. Juntos será más fácil superar obstáculos, aprender a analizar situaciones y hacer propuestas para seguir avanzando.



 ...a partir de aquí...  
...los siguientes pasitos...

En el mes de febrero

*Pide en tu centro el Proyecto Educativo si no tienes acceso a él porque no sea público. Léelo en positivo, buscando en los distintos apartados la filosofía inclusiva y las formas de implementar en la práctica la atención a la diversidad y la inclusión.  

Si no es inclusivo o no aparece por ningún renglón del documento la diversidad y la inclusión, haz propuestas para cambiarlo y trabaja para que esos cambios sean viables a corto plazo y si no lo consigues, sigue trabajando con más energía, con más argumentos, con más evidencias... 

El Proyecto Educativo marca la filosofía, los objetivos, las propuestas metodológicas, las formas de evaluar... Este paso es imprescindible y fundamental para cambiar tu escuela.

*Si formas parte de algún colectivo o asociación, lee activamente todos los fines y apartados de los estatutos. Si no es inclusivo toca seguir trabajando para cambiarlo. No será fácil. Pero seguro que merece la pena hacer que cambie la mirada y los planteamientos. Si todas las asociaciones de este país trabajaran en equipo y fueran inclusivas, los avances serían más, mejores y se producirían mucho más rápido.

*Continúa la formación. Es fundamental e imprescindible empezar a conocer y a cambiar las propuestas metodológicas:

-Trabajando por proyectos con tareas abiertas, multinivel, ajustadas y contextualizadas.

-Trabajando en equipos de base heterogéneos y con aprendizaje cooperativo.

Esta formación requerirá más tiempo, pero no esperemos a tener hecho un máster de cada una de ellas, para empezar. 

Trabajando en equipo con los compañeros/as del equipo educativo se puede empezar a realizar pequeñas propuestas. Las redes están llenas de Tareas y Proyectos perfectamente diseñados y experimentados por profesores y centros inclusivos, que estarán encantados de poder guiaros y acompañaros. 

Cuando empieces, hazlo convencido de que no hay marcha atrás.
Los profesores y las familias deben convertirse en dinamizadores, facilitadores y formadores a través de su participación, complicidad y comunicación.

Los cambios requieren tiempo. A la primera dificultad no abandones y da tiempo a que esos cambios se consoliden. 




TE PUEDO ACONSEJAR QUE...


*Participes activamente en tu Comunidad Educativa, en la AMPA, en el Consejo Escolar, en el Claustro, en el ETCP, en los departamentos, ciclos, tutorías, formación en centro...

*Que te conviertas en "DINAMIZADOR O AGENTE INCLUSIVO"

*Des testimonio en tu entorno más cercano y en público, de los avances que vais haciendo en vuestro centro, en los centros de vuestro barrio, en vuestra asociación... Por pequeño que sea, contribuirá y animará a otros compañeros/as que quieran empezar. 

*Cooperes y colabores con las asociaciones, colectivos y eventos que sean verdaderamente inclusivos.

*Participes y entres en las aulas, colaborando en la educación junto al profesor y asumiendo la responsabilidad de trabajar por la diversidad y la inclusión.

*Emplees tu tiempo y esfuerzo en construir y dar visibilidad a lo positivo. No pierdas energía en criticar por criticar, sin aportar soluciones y sin argumentar o en estar permanentemente centrado en la reivindicación y lo negativo.

*Crees Comunidad de Aprendizaje a través de las que poder profundizar en participación y trabajo en equipo.

*Hagas Pedagogía y Apología de la diversidad en tu "metro cuadrado" y que formes y cambies la mirada de todos los que te rodean en tu vida privada, familiar, laboral, social...

*Conozcas bien la escuela a la que vas a llevar a tus hijos, si eres una familia inclusiva. Dentro de poco tiempo será la escolarización. 

*Si eres un profesor inclusivo, que priorices a la hora de pedir en los concursos o en la colocación de profesores, la calidad de la escuela y sus principios y finalidades.


...todos juntos vamos a seguir caminando...


Los siguientes pasos serán mucho más fáciles porque el camino ya está trazado y los primeros metros recorridos. 

En la siguiente infografía que compartí a principio de curso, recojo en este menú inclusivo de cinco tenedores, los pasos claves para construir inclusión.


0 Responses